Connect with us

SOBERANÍA

Radar Inglés en TDF: “Se hacen los boludos, como los pingüinos del Escudo” – Capítulo 1

Bocadepozo

Published

on

El 10 de diciembre culminará el primer mandato del Gobernador Gustavo Melella y el gobierno de Alberto Fernández. Desde hace meses, muchos argentinos, venimos reclamando a su gobierno y al de la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur una respuesta, simple y sencilla a la siguiente pregunta: ¿Por qué permitieron la instalación de un radar inglés con capacidades de uso militares en la ciudad de Tolhuin, corazón de la Isla Grande de Tierra del Fuego?

Como una expresión popular se puede simplificar el sentimiento generalizado de una sociedad que mira a la clase política cada vez más lejana y que acompañó ,por otros tantos motivos al Libertario Javier Milei. Un Paralelo entre los Pingüinos del Escudo y la Actitud de los Legisladores Provinciales, diputados y senadores frente a la mayor entrega de Soberanía que conoce la historia fueguina.

El punto de partida de esta nota es, indudablemente, un dicho popular que se emplea para resumir de manera concisa lo que ocurre en nuestra realidad. En ésta primera entrega, vamos a poner al descubierto la falta de interés por cuestiones fundamentales en la agenda política de Tierra del Fuego, la cual parece estar completamente desconectada de la realidad.

Desde que nos convertimos en provincia, hemos acuñado una frase que se relaciona con una circunstancia casi fortuita: la inclusión de inocentes animalitos (pingüinos) en el Escudo de la Provincia, donde se les representa como simples observadores, “vigilantes y alertas en varias direcciones”, encargados de proteger los intereses fueguinos. Sin embargo, con el paso del tiempo, ésta representación ha evolucionado en sentido contrario, convirtiéndose en un claro ejemplo de desinterés y falta de preocupación consciente frente a situaciones graves que la clase política prefiere ignorar.

Escudo oficial de la Provincia de tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur

Es de allí que nace la frase elaborada por el ingenio popular que tanto nos caracteriza a los argentinos y que no escapa a “nosotros los fueguinos”:

“Se hacen los boludos como los pingüinos del Escudo”

Dicho popular en Tierra del Fuego

Los pingüinos del escudo de la Provincia de Tierra del Fuego Argentina, presentan una curiosa analogía con la actitud de “cierta clase política” (para no meter a todos en la misma bolsa) que llamativamente se hace la distraída, convenientemente, y ese es el caso de los legisladores provinciales con respecto a la instalación del Radar inglés en la ciudad de Tolhuin, ya que observamos una clara tendencia a mirar para otro lado, mostrando una aparente distracción o desinterés.

El Escudo de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, muestra cuatro pingüinos, dos mirando hacia la izquierda y otros dos hacia la derecha. Esta imagen simboliza la unidad de la provincia, ya que los pingüinos están en una posición que sugiere cooperación y vigilancia en ambos sentidos.

Sin embargo, este símbolo de unidad y vigilancia parece contrastar con la actitud de los legisladores provinciales, algunos senadores provinciales, diputados y diputadas como por ejemplo la vergonzosa actitud de la diputada Mabel Caparrós que tiene a su ex yerno en el directorio de la empresa Británica Leolabs y que nada ha hecho para esclarecer su rol en el bochornoso montaje del radar, denunciar en la justicia o la sociedad con una conferencia de prensa por ejemplo.

¿Otra pingüina de algún escudo? Sí absolutamente.

En el caso de los legisladores provinciales y su relación con el radar, se observa una actitud de distracción o desinterés y que claramente pasarán al basurero del olvido rápidamente en la historia de la legislatura de la provincia por actitudes como éstas entre otras.

A pesar de las preocupaciones y las demandas de la comunidad en torno a una “serie de favores políticos y económicos para con la empresa Inglesa e irlandesa Leolabs en la Isla grande de Tierra del Fuego”, los legisladores parecen hacer oídos sordos a estas inquietudes, comportándose como si el problema no les preocupara.

Algunos legisladores provenientes del movimiento conocido como el “campo popular” cayeron en el mismo error histórico de gremialistas devenidos en Legisladores, han dejado atrás sus convicciones al ingresar a la Casa de Gobierno y de la Legislatura.

Bajo la influencia clara del Gobernador Melella, estos legisladores suscitaron expectativas de lucha en el imaginario provincial. Lamentablemente, no cumplieron con estas expectativas, lo que resultó en una decepción considerable y dolorosa, dado que ni siquiera fueron considerados para formar parte de las listas en la renovación legislativa del nuevo período 2023-2027.

Mónica Acosta, Daniel Rivarola y Emmanuel Trentino, quienes, en caso de ser recordados, lo serán como grandes decepciones en el campo de los trabajadores al haber cedido ante el poder y la comodidad establecida en la historia legislativa, ya que no generaron ningún proyecto trascendente que modifique positivamente la vida de fueguinos y fueguinas, tampoco emitieron palabra alguna con respecto a la instalación del Radar Inglés de Leolabs instalado en Tolhuin, no acompañaron ninguna de las manifestaciones llevadas adelante ni presentaron documento alguno en reclamo para determinar los responsables de tan grave hecho, mucho menos defender los puestos de trabajo que por éstas horas se cuentan de a cientos.

¿Se hicieron los boludos como los pingüinos del escudo?

Se habían creado ciertas expectativas de “Lucha de reclamo y de combate” para los trabajadores, defensa de puestos de trabajo de “contratos basura”, leyes de fortalecimiento del entramado productivo provincial, mayores derechos y estabilidad de los trabajadores y trabajadoras electrónicas etc etc, … No.

Militantes fervorosos de puños izquierdos en alto durante la campaña electoral que los proclamó electos, desperdiciaron una gran oportunidad por abandonar sus orígenes, corta fugaz e intrascendente historia política durante 4 años legislativos,

Esta discrepancia entre el simbolismo de los pingüinos del escudo y la actitud de los legisladores provinciales refleja una brecha entre la imagen que proyecta el gobierno y la realidad que enfrenta la comunidad. Mientras que los pingüinos en el escudo representan la unidad y la vigilancia, los legisladores parecen optar por desentenderse de un problema importante para la seguridad y el bienestar de la población, ya que fueron alertados ni más ni menos que por los más altos jefes del Estado Mayor conjunto, sin embargo están como los “Pingüinos del Escudo”

Desde que se inició la investigación del Radar Inglés en Tierra del Fuego y esta información se difundió en todo el país, una parte de la clase política de la provincia parece estar completamente desconectada y desinteresada ante las preocupaciones expresadas por la población defendiendo intereses sectoriales y porque no intereses económicos y “costos políticos”.

Desde el primer día, hemos abordado hechos concretos como marchas, banderazos, juntadas de firmas, denuncias penales en fueros federales y un repudio generalizado popular. Estos eventos parecen afectarnos profundamente. Al cruzarnos en la calle y preguntarnos entre vecinos sobre qué está sucediendo con el radar inglés y la investigación, la respuesta es siempre la misma. “Los legisladores parecen estar más preocupados por asegurarse un puesto después de las elecciones que por la soberanía y la causa Malvinas. Son una vergüenza”.

“Se hacen los boludos como los pingüinos del Escudo”

Funcionarios bajo la lupa

Da la impresión de que no les importan las opiniones de la sociedad, incluso cuando muchos vecinos los tachan de traidores a la Patria sin que parezcan inmutarse lo que resulta aún más llamativo, porque la diversidad de pertenencia política y sindical que conforma la actual legislatura, se durmió al calor del poder y dejaron de ser importantes reclamos profundos.

Además de no esclarecer este hecho flagrante que los dejó expuestos, están boicoteando cualquier intento por establecer responsabilidades, abrir investigaciones y revelar la verdad sobre quiénes fueron los facilitadores administrativos y políticos de este bochorno.

«No me jodan , diganselo al pueblo que no quieren que los funcionarios de la provincia vengan a dar explicaciones al ámbito legislativo, no le mientan más»

Pablo Villegas Legislador MPF

Solamente basta como prueba lo que sucedió en al última sesión ordinaria de la Legislatura donde se ejerció la máxima presión y apriete posible al único Legislador que se animó a pedir la apertura de una “Comisión Investigadora”, estamos hablando del Legislador Pablo Villegas del bloque oficialista Movimiento Popular Fueguino, que fué atacado por sus pares, apretado entre cuartos intermedios y finalmente boicoteado para no hacer nada.Federico Sciurano, miembro del radicalismo Mellista y parte de la RAP, desempeña un papel crucial como protector político. Él es el responsable de ejecutar una estrategia obstaculizadora que busca frenar cualquier intento de revelar las conexiones escandalosas y los favores solicitados, así como las excepciones concedidas para establecer un Radar Inglés en Tolhuin, hechos que son evidentes para todos.

RAP (Red de Acción Política), junto al Center for Latin American Studies de Cambridge University y el International School for Government at King’s College London, llevó adelante del 17 al 21 de abril de 2023

Además de obstaculizar los pedidos de informes y las sesiones legislativas, lo que impide que se conozca algo sobre el tema o se realicen investigaciones al respecto, nos encontramos con la novedad de que el Radar instalado en Tolhuin sigue conectado a la fibra óptica y a la energía eléctrica y que los Centros de Veteranos de Guerra de la ciudad de Río Grande y Ushuaia “Abandonan el Observatorio, Consejo Asesor Cuestión Malvinas” que a pedido del propio Sciurano se avanza incluso en una reforma de la Ley 836 de creación del COACM para transformarlo en un “Club de amigos” o lo que es peor piden por Ley la Expulsión de Gremios, Sindicatos y Partidos políticos.

Además según fuentes de la localidad de Tolhuin, los instrumentos electrónicos supuestamente retirados por la empresa Leolabs, fueron colocados nuevamente y están funcionando. Esta situación se agrava aún más debido a que persiste la custodia policial en la “Estancia el Relincho”

Consultados por éste medio a funcionarios provinciales para desmentir o confirmar la información, volvemos al dicho popular “se hicieron los boludos como los pingüinos del escudo”

La situación se agrava aún más con la falta de respuesta por parte del poder ejecutivo provincial, la Legislatura y la Secretaría Malvinas, Atlántico Sur y Antártida a las misivas enviadas por la Fiscalía de Estado. Este dato, confirmado en las últimas horas, añade un nuevo elemento a este verdadero sainete político, económico y judicial que solo es objeto de atención por parte de los medios de comunicación, ya que a la clase política o a un sector del mismo le cabe mejor que nunca el dicho popular.

En esta primera entrega, le proponemos a nuestros lectores una reflexión al respecto, determinando para cada uno el rol cumplido, las responsabilidades institucionales y las posturas personales de cada uno de los legisladores y legisladoras fueguinas, ya que algunos de ellos continuarán en sus bancas por 4 años mas.

¿Seguirán el ejemplo de estos “inocentes animalitos” que figuran en el mayor emblema provincial?

Por: www.bocadepozo.com.ar

Loading