Connect with us

GAS & PETROLEO

La OTAN, en alerta tras el incidente en un gasoducto del Báltico.

Bocadepozo

Published

on

El Presidente Alar Karis afirma que Estonia exige respuestas por los daños sufridos por un gasoducto del Mar Báltico que va a Finlandia y que, según el Ministro de Defensa del país báltico, fueron el resultado de una “fuerza bastante fuerte”que podría haber sido causada por un “impacto mecánico”.

Finlandia informó el 11 de octubre de que había elevado su nivel de preparación tras descubrirse daños en el gasoducto Balticconnector durante el fin de semana, mientras prosigue la investigación del incidente entre sospechas de que fue causado por interferencias externas.

“Sabemos que la causa no es la naturaleza, sino probablemente la actividad humana. ¿Quién, por qué y cómo? ¿Negligencia o intención? Estas preguntas aún no tienen respuesta”, escribió Karis en un post en Facebook.

El incidente se produjo poco más de un año después de que los grandes gasoductos Nord Stream, uno de los principales conductos para la exportación de gas natural ruso a Europa Occidental, resultaran dañados por explosiones.

Dinamarca, Suecia y Alemania abrieron investigaciones sobre el incidente, que se consideró un sabotaje. El caso sigue sin resolverse.

Reuters citó al Ministro de Defensa estonio Hanno Pevkur diciendo que “se puede ver claramente” que el gasoducto submarino y un cable de telecomunicaciones que conecta Finlandia y Estonia fue dañado por “actividad externa.”

“Se puede ver claramente que estos daños han sido causados por una fuerza bastante fuerte”, declaró Pevkur a Reuters, añadiendo que los investigadores no descartaban nada por el momento.

“Así que lo que es exactamente, tenemos que especificar todavía, pero por el momento más bien parece que había sido un impacto mecánico o destrucción mecánica”.

El incidente se detectó por primera vez el 8 de octubre, cuando los operadores finlandeses y estonios del sistema de gas advirtieron una caída inusual de la presión en el gasoducto Balticconnector, tras lo cual cortaron el flujo de gas.

Las autoridades finlandesas declararon el 10 de octubre que habían identificado el lugar de la avería en el gasoducto de 77 kilómetros, pero que la causa de los daños aún no estaba clara y la investigación continuaba.

El comandante de la Marina estonia, Juri Saska, dijo que el gasoducto, que estaba incrustado en hormigón para protegerlo, parece como si “alguien lo hubiera rasgado por un lado”.

“El hormigón se ha roto, o despegado, concretamente en ese punto de la tubería”, declaró Saska a la radiotelevisión pública estonia ERR.

Posteriormente, el instituto sismológico noruego (NORSAR) dijo haber detectado “una probable explosión” el 8 de octubre en el mar Báltico, entre Finlandia y Estonia, ambos Estados miembros de la OTAN, donde más tarde se detectó la fuga del gasoducto.

El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, afirmó que si se demostraba que los daños se debían a un ataque, se respondería con una respuesta “unida y decidida”.

“Si se demuestra que se trata de un ataque contra infraestructuras críticas de la OTAN… se responderá con una respuesta unida y decidida de la OTAN”, declaró el 11 de octubre ante una reunión de ministros de Defensa de la Alianza en Bruselas.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, calificó de “inquietante” la noticia de los daños en el Balticconnector y dijo que Rusia estaba a la espera de más información sobre el incidente.

El gasoducto Balticconnector atraviesa el Golfo de Finlandia desde la ciudad finlandesa de Inkoo hasta el puerto estonio de Paldiski. Es bidireccional y transfiere gas natural entre Finlandia y Estonia en función de la demanda y la oferta.

Puesto en servicio en 2019, el Balticconnector ha sido el único canal de importación de gas a Finlandia aparte del GNL  desde que se interrumpieron las importaciones rusas en mayo de 2022 tras la invasión de Ucrania por Moscú.

Rusia dejó de suministrar gas después de que Finlandia se negara a pagar en rublos, una condición impuesta a los “países no amigos” -incluidos los Estados miembros de la Unión Europea- como forma de eludir las sanciones financieras occidentales contra el banco central de Rusia.

La mayor parte del gas que circulaba por el gasoducto Balticconnector antes de su cierre el 8 de octubre iba de Finlandia a Estonia, desde donde se reenviaba a Letonia, declaró Elering, operador del sistema de gas de Estonia.

El operador de gas finlandés Gasgrid declaró que el sistema de gas finlandés es estable y que se ha asegurado el suministro de gas a través de una terminal flotante de GNL en Inkoo.

Fuente: Oil Proce – Wet – BDP

Por: boca de pozo

Loading

Continue Reading