Connect with us

PROYECTOS PÚBLICOS & PRIVADOS

El gobierno destinará más de 1500 millones de dólares al plan de gasoductos argentinos.

Bocadepozo

Published

on

Corresponde a las obras del programa Transport.Ar que fueron incluidas en la modificación del presupuesto de este año. Contempla tanto nuevas líneas de transporte, la ampliación de ductos existentes, y la creación de gasoductos de distribución en diez provincias.

La ampliación del presupuesto nacional que se dio la semana pasada por medio de un Decreto de Necesidad y Urgencia contempló una fuerte asignación a la ampliación y construcción de nuevos gasoductos, tanto de gran escala para el transporte como de mediana, para la distribución. En total se asignaron 1.559 millones de dólares para ejecutarse entre este año y el siguiente.

De acuerdo al DNU 489/21 se destinarán 1.161 millones de dólares a obras de transporte troncal y otros 398 millones de dólares a redes de distribución que abarcarán a diez provincias.

“El presidente dio un gran primer paso. Tomó la decisión política de poner en marcha el sistema de Gasoductos Transport.Ar Producción Nacional, y a nosotros nos toca poner manos a la obra”, indicó el Secretario de Energía, Darío Martínez, a la vez que detalló que como parte del plan “también decidió una importante inversión en obras de distribución que beneficiarán a miles de argentinos en distintas localidades de Santa Fe, Catamarca, La Rioja, Jujuy, Santa Cruz, provincia de Buenos Aires, Chaco, Mendoza, Santiago del Estero y San Luis, quienes accederán al servicio de gas por redes.”

El sistema de gasoductos Transport.Ar Producción Nacional comprende diversas obras, algunas de ampliación, otras de reversión y otras completamente nuevas. Sin lugar a dudas la más conocida es el gasoducto a Vaca Muerta, ahora bautizado como Gasoducto Néstor Kirchner, que unirá Tratayén, Neuquén, con San Gerónimo, en el sur de Santa Fe, pasando antes por Salliqueló, en provincia de Buenos Aires.

Para esta obra se prevé una asignación para este año de 5 millones de dólares para financiar los estudios y el proyecto ejecutivo, un trabajo para el cual el gobierno ya firmó un memorandum de entendimientos con un grupo de empresas chinas lideradas por Power China.

“Por las obras no incluidas en este DNU, con la centralidad del Gasoducto Néstor Kirchner, se continuarán las gestiones de financiamiento chino, iniciadas con el memorandum que ya firmamos con el consorcio de empresas energéticas de ese origen”, aseguró Martínez.

Otra de las obras previstas es la potenciación del gasoducto Centro Oeste entre Tratayen y La Mora junto al nuevo gasoducto que La Mora, en Mendoza, con Tío Pujio, Córdoba. Para esto se previó uno de los fondos más importantes de todo el plan, ya que se trata de 120 millones de dólares en este año y 720 millones de dólares para el año que viene.

Además se incluyó en el presupuesto la construcción de un nuevo gasoducto de transporte entre Mercedes y Cardales para llevar la producción de la línea Néstor Kirchner al cordón industrial. En este caso los fondos destinados este año son de 24 millones de dólares y de 107 millones de dólares para el año pasado.

Pero el plan prevé también realizar cambios sobre gasoductos ya existentes como es el caso del Gasoducto Norte, donde se destinarán 74 millones de dólares para la etapa inicial de su reversión. En tanto que también se prevé la ampliación del gasoducto General San Martín, la repotenciación y finalización del GNEA y la repotenciación de la red hasta Uruguaiana.

Martínez destacó que “para la concreción de este sistema de gasoductos, se exploran todas las posibilidades de financiamiento que no serán excluyentes” y agregó que “con la decisión política del presidente de otorgarnos las partidas presupuestarias, nos pondremos a trabajar de inmediato con el ministro (Martín) Guzmán para asegurar el flujo de fondos que estas obras requieren para su ejecución, y de esta forma, licitar los trabajos”.

Martínez explicó que “nuestro país tiene grandes reservas de gas tanto en el offshore, como en las cuencas del sur y en Vaca Muerta, que necesitan capacidad de transporte para llegar a los grandes centros de consumo, reemplazar importaciones y potenciar la utilización de este fluido limpio así como sus exportaciones”. Y enfatizó que “para eso, luego de mantener distintas y reiteradas reuniones de trabajo e intercambios con actores y especialistas vinculados a esta temática, nuestros técnicos diseñaron un proyecto que incluyó un sistema de gasoductos sumado a distintas obras para potenciar la capacidad de transporte e ir tras los objetivos de sustituir importaciones de GNL, reemplazar el uso de líquidos en las centrales térmicas, el declino de la producción de Bolivia, incrementar el número de usuarios, y potenciar las exportaciones de gas argentino”.

Y señaló que “el presidente fue muy claro en su instrucción: debemos poner en marcha y terminar estas obras en el menor tiempo posible, con la máxima utilización de bienes de industria nacional y construido por empresas argentinas, de tal manera que, ni bien tengamos asegurado el flujo de los fondos necesarios, nos pondremos a trabajar de inmediato con la industria respectiva y con la Cámara de la Construcción, para que además de potenciar la producción de gas, motoricemos la industria de la construcción”.

Fuente: RN

Loading